Vendaje Neuromuscular Previous item Significado emocional de...

Vendaje Neuromuscular

 

El Vendaje neuromuscular o Kinesiotaping consiste en un sistema de vendas especiales, que se aplican siguiendo una técnica especializada sobre la piel que cubre un músculo, tendón, ligamento o articulación. Porque presenta alguna lesión o porque se lo intenta proteger. Esto tiene por objeto reducir la inflamación y congestión tisular, aliviar la sensación de dolor y corregir algún problema articular o postural. Este entramado de vendas elásticas especiales da total libertad de movimiento a la zona afectada permitiendo que el tejido se cure naturalmente.

Es un sistema de vendaje muy útil y efectivo para tratar diversos problemas musculares, tendinosos, ligamentosos, articulares y estructurales (posturales) y además se lo utiliza cada vez más habitualmente en las distintas actividades físicas ya que mejora el rendimiento y acondicionamiento de deportistas sanos y permite una recuperación mucho más rápida que posibilita una vuelta temprana a los entrenamientos y competición en el caso de lesiones deportivas.

Los efectos fisiológicos logrados con este tipo de vendaje dependen en parte de las características del material utilizado y en parte del método de colocación o de la combinación de ambas circunstancias.

El efecto analgésico es atribuible a la disminución de la presión intersticial y a la activación del sistema de analgesia natural del organismo (endorfinas, encefalinas, etc.). El estiramiento y la contracción muscular por sobresolicitación, así como las cargas con palancas corporales incorrectas y desconpensaciones crean contracturas. Además de espasmos, restricciones del flujo sanguíneo, linfático, inflamaciones que aumentan la presión intersticial.

La función elevadora del vendaje (levanta los tejidos subdérmicos por su propia acción) ayuda a restablecer la circulación sanguínea y la evacuación de la linfa local. Esa misma acción produce un descenso de la presión intersticial y con ello disminuye la presión sobre los mecanorreceptores. Por lo que disminuye directamente el dolor percibido sobre la zona vendada. Con la recuperación del flujo sanguíneo y del drenaje linfático de la zona tratada se establecen una serie de acontecimientos. Destacan la mayor afluencia de fibroblastos, necesarios para la síntesis de colágeno, indispensable en la recuperación de los tejidos dañados.

Funciones principales del vendaje neuromuscular

  • Refuerzo muscular: mejora la contracción en el músculo debilitado y reduce la hipercontracción del músculo contracturado o con exceso de tensión.
  • Reduce la fatiga muscular.
  • Elimina la congestión al favorecer el drenaje de los líquidos corporales.
  • Alivio del dolor.
  • Ayuda a corregir problemas articulares y posturales.
  • Protección de los tejidos frente a sobreestiramientos.
  • Protección articular.